Orden entre el caos

Son sólo primeras sensaciones, 24 horas en las que he visto ya cosas que no se me olvidarán nunca. La primera sensación de África se respira. Nairobi llega directamente al olfato. Autobuses destartalados y furgonetas repletas de personas, que a su paso tiñen de negro la atmósfera por la mala combustión de sus motores. En las aceras, gente. Comerciantes, niños, estudiantes, ancianos. Pasos rápidos, bicicletas cargadas y movidas con dificultad entre las rendijas que deja el asfalto, y coches. No hay normas, los semáforos rojos no cuentan, la ciudad vive en una permanente sensación de accidente. Es el reino del caos, siempre al filo de la catástrofe. Pero siempre encuentra un orden en el que finalmente todo parece funcionar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s