Bolo

No me caía demasiado bien, quizá porque quería demasiado a Beltza y al principio lo veía como un sustituto que además sí que era de ‘marca’, como digo yo, y además era más guapo. Beltza creció conmigo, me escuchaba, me soportaba y me entendía. Todavía conservo en un costado de mi cuerpo una pequeña marca que me hicieron sus colmillos mientras jugaba con él, y mantengo en mi piso de Madrid una foto suya, para que sepa que me acuerdo de él allá donde esté.

Ahora tenemos a Bolo. Es un pastor alemán auténtico, precioso y muy educado. Al principio salió nervioso, pero mi padre le ha dedicado esfuerzos y alguna que otra clase de doma para hacerlo obediente. Y vaya que si lo ha logrado. Hoy hemos ido a caminar y le he sacado una foto. Hay que reconocerlo. Como dirían mis amigos extremeños, es un perro ‘apañao’.

Anuncios

Un comentario en “Bolo

  1. es
    cariñoso,
    atento,
    aventurero,
    educado,
    divertido.

    es
    un amor.

    es
    el hombre perfecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s