Americanos

Casi todas las veces que viajo me pasa. Siempre quiero volver. A veces, viajar significa escapar de tu pequeña rutina, esa en la que te sientes cómodo, para descubrir cosas nuevas y poner entre paréntesis tus tranquilidades y tus agobios del día a día. También sirve para volver más cansado de lo que volviste, obligado por la tiranía de tu libro-guía de Nueva York a ver en persona todas y casa una de las doscientas páginas que contiene. Es lo negativo de estar en un sitio una superficial semana en lugar de pasar meses o años, como Kapuscinski.

Aunque de pasada, yo ya conocía algo a los americanos. Con sus tonterías y su ombliguismo, siguen parecidos, aunque el 11-S les tiene cambiados, supongo que con razón. Ahora confunden libertad con seguridad, quizá sin saber que a más afán de seguridad, menos libertad. Para llegar a su estatua sólo nos faltó desnudarnos. Vete por allí, deja el cleanex allí, pisa en este otro lado, enséñame el bolso. No es nada personal, lo sé, pero para ellos todos somos culpables hasta que se demuestre lo contrario. Al cabo de los días, la acumulación de registros por todo nos acabó agotando.

El Madison Square Garden, motivo principal de nuestro viaje, fue la sede de lo mejor entre lo mejor que se puede ver hoy en el universo. Vimos a Kobe Bryant pulverizando el récord de anotación del mítico escenario neoyorquino en una de las actuaciones más espectaculares que he visto yo en mi vida. Jordan tiene partidos mejores, pero están en vídeos acumulados en la estantería de mi casa. A Kobe le guardó en la retina.

Después llegó Lebron James, y toda América quiso conocer su respuesta al partido de Bryant. Sus 52 puntos con triple doble –su mejor marca de la temporada– pusieron la guinda a dos partidos que los expertos ya tachan de ‘classic’, igual  que los 63 puntos de Jordan en el Boston Garden, los duelos de Magic y Bird en las finales o los mejores partidos de Wilt Chamberlain.

Me decepcionó el desprecio de la mayor parte de la gente por el partido de baloncesto. En el MSG se va a cenar, a beber cerveza y a hacer acto de presencia, por eso de presumir el día siguiente en el trabajo por haber estado allí. Porque estar están, sí, pero no prestan atención al juego, una verdadera pena para los jugadores de los Knicks, que juegan sin aficionados reales. Todavía no comprendo cómo tras pagar 100, 200 ó 400 dólares por una entrada, el 65% del aforo queda vacío a falta de dos minutos para el final, cuando el partido está aún por decidir. Una falta de respeto para el jugador que tiene el detalle de hacer historia delante de ellos y una desmotivación total para los New York Knicks.

Por último, un consejo; que nadie vaya a New York a aprender inglés. Los hispanos están tomando la ciudad, y es prácticamente imposible entrar en un Dunkin Donuts, un Burguer King o cualquier comercio sin que al menos uno de los empleados hable el idioma de Cervantes.

Quedan cuatro horas para que tomemos tierra en Madrid. Ha estado bien, pero, ¡qué ganitas!

Anuncios

3 comentarios en “Americanos

  1. qué grandes chavales! grandes videos y reportajes… algún día los juntaremos a los de Praga y haremos la nueva Lonely Planet. Veo que lo habéis pasado bien, supongo que a Borja le habrá empezado a gustar un poco el basket… O quizás todo lo contrario, jeje…. Buen viaje a la dura realidad. No hay nada mejor contra el Síndrome Postvacacional que no tener vacaciones. Habla uno con experiencia.
    salut

  2. Hola!
    Llevo leyendo el blog durante un tiempecillo, lo encontré por casualidad, hace ya tiempo, buscando unas fotos, creo que eran sobre Calderon, pero bueno, la cuestión es que empecé a leerlo y lo tengo agregado en marcadores por aquí…
    No había escrito nada, pero es que leyendo lo del viaje a Nueva York es imposible resistirse… Vaya envidia dais. No sólo por ir allí, que espero poder ir yo este verano también, sino por los partidazos que visteis, me encanta la NBA. Vaya suerte ver a Kobe dejando su huella en el MSG y luego a LeBron haciendo ese triple doble, que por cierto, se lo han quitado por el último rebote… en fín.
    Los videos están super currados y los resúmenes más de lo mismo. Espero que disfrutarais del viaje, aunque el frio seguro que os fastidió un poquillo, ir a Nueva York tiene que merecer la pena.

    Y nada más. Enhorabuena por el blog, que me gusta bastante.

    Un saludo!

  3. jontxu!
    me ha gustado lo de ”una ‘superficial’ semana’.

    pasaba por aquí…

    muxuhandibat.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s