Me gustaría que me gustara

Un día de verano de hace un par de años, en algún lugar de la costa mediterránea, mi hermanita María pronunció una gran frase mientras yo devoraba ‘Yo mato’, un libro de cientos de páginas: “Me gustaría que me gustara leer”. Esa acertada frase fue el idilio más cercano que tuvo María con la lectura, y es una frase aplicable a cualquier ámbito. Hoy, mientras compraba media merluza por casi 9 euros en la pescadería, pensaba que me gustaría que me gustara cocinar. Poco a poco voy aprendiendo, a fuerza de la prueba-error y de comer a veces cosas incomestibles. Tengo muchas limitaciones y sé que mi salsa verde aún no es verde –sabéis de mi daltonismo, lo he tenido que preguntar–, pero acabará siéndola. Y qué leches, estaba rica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s