El zapato grande

La grandeza de un zapato gigante reside en andar sin pisotear ni machacar a quienes son más pequeños. Es evidente que quien es agraciado con un zapato grande se convierte en un todopoderoso. El zapato le permite pilotar algo, dirigir un equipo, conducir un proyecto. Se le otorga porque tiene autoridad. Normalmente, tiene muchas cualidades y aptitudes, pero pierde todo su sentido si se cree que el zapato grande sólo sirve para pisar, humillar, sembrar el miedo. Si algún día soy agraciado con un zapato grande, espero no volverme gilipollas y saber manejar esa autoridad sin perder de vista a los trabajadores, esas personitas insignificantes que, sin embargo, hacen posible que una empresa funcione.

Anuncios

3 comentarios en “El zapato grande

  1. Qué grande eres crack. Me gusta tu metáfora y me la guardo por si algún día se la tengo que decir a algún gilipollas con zapatos grandes. Ánimo.

  2. bueno, tú no sé si zapato grande aún, baña bihotz ta irrifar handixek… bai jauna. hori da garrantzitsuena.

  3. No sé quién eres, pero me encanta. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s