Desapercibida

Desapercibida

Esta mujer de rasgos sudamericanos se mantuvo en el mismo sitio del paseo marítimo de Peñíscola los 7 días que estuve allí este verano con mi familia. Probablemente era el mismo artilugio luminoso el que hizo mover durante esa semana. Nunca le ví vender ninguno, a pesar del incesante ir y venir de turistas, que no repararon en que cada noche, a eso de las 11 o las 12, esa señora permanecía allí, con la mirada perdida.

Anuncios

Un comentario en “Desapercibida

  1. me dan mucha pena estas personas… sobre todo cuando la gente es imbécil y encima les toman el pelo. Me refiero a las mujeres de origen asiático que van de bar en bar vendiendo rosas y otros artículos y la gente les vacila y les hace creer que van a comprar una rosa y al final les dejan con la miel en los labios…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s