Soy Extremadura

Carretera cercana a Zalamea de la Serena, en Badajoz

Extremadura es extrema y dura, sí, pero es mucho más. Es calor, terrenos vírgenes, inmensidad, cercanía; es moderna y muy antigua, es ilusión por desterrar los tópicos y complejos, por salir de la cola de todas las estadísticas positivas y del liderato en las negativas. Es poco hecho, con lo interesante que es eso, ya que hay mucho por hacer. Es agua y verde en el norte y dehesa desértica en el sur, es mil y un olores y acentos, es un total de 383 municipios divididos en las dos provincias españolas más grandes en superficie, Cáceres y Badajoz. Es rivalidades y encuentros, paisajes y mundo rural, y tiene mucho de primitivo. Tanto como de actual.

De vez en cuando viene bien una buena dosis de todas las sensaciones que ofrece Extremadura si te dejas llevar por sus autopistas y carreteras nacionales, pero, sobre todo, por sus muchos caminos secundarios. El de la foto es uno de ellos, cerca de Zalamea de la Serena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s